Eduardo Di Cola está construyendo el Frente Patriótico en Córdoba que seguramente terminará apoyando la candidatura nacional de Cristina. El ex funcionario sabe de la importancia estratégica de Córdoba e intenta dar señales más duras contra el gobierno de Macri.

Cristina seguramente no tendrá una referencia clara para algún festejo en las elecciones de mayo, ante un triunfo holgado de Schiaretti. Al bajar sus candidatos, quizás evitó un papelón.

En el 2015, Macri sacó la gran diferencia en el balotaje, a través del apoyo mayoritario de los cordobeses.

Di Cola mantiene activa la llama del voto anti macri en la docta, intentando conformar un espejo del Frente Patriótico que se está construyendo a nivel nacional. Su referencia actual, en las capas peronistas, es el gobernador puntano, Alberto Rodriguez Saá, quien pide una Paso entre todos los peronistas, inclusive Cristina.

De esa metodología podrá surgir un fortalecimiento de los números ya positivos en las encuestas para la virtual candidata de Unidad Ciudadana, que en silencio sigue avanzando sobre su postulación oficial para el mes de Junio.

Para Di Cola “es altamente probable que termine siendo candidata, todo se encamina a eso”. “Es bueno que, mientras tanto, se convoque a todos los sectores y que se compita dentro de las Paso, para potenciar el espacio opositor”, dijo el cordobés.

Recuerda que “El Alberto” fue el primero en hablar de la posibilidad de derrotar a Macri. Ahora, mirando hacia más adelante, sabe que gobernar será sumamente difícil para un solo sector y por eso apoya el Frente Patriótico, al que se suman a nivel nacional figuras como Pino Solanas, entre otros.

“Un triunfo de Schiaretti va a ser importante para Alternativa Federal, quienes se niegan a participar en una interna amplia con todos los demás sectores del peronismo”, apunta Di Cola.

La pregunta que deja flotando es si un apuntalamiento de la figura de Lavagna, a través de Alternativa Federal, favorece una opción opositora a Macri o terminará siendo funcional.

 

.