“Soy muy crítico de la tele porque conozco la tele, fijate lo que pasa con Quién Quiere ser millonario, eligen participantes con historias que me parece que no hacen falta”, disparó el conductor en diálogo con Moskita Muerta.

Julián Weich, a horas de su vuelta a la TV por la pantalla de La Nación+, reflexionó: “Por un lado, está bueno que una persona que trabaja en el Conicet sea reconocido, pero me parece que todo es muy digitado. No está mal que quieras contar la historia, pero me parece muy alevoso, como que ya sabes la historia”. ¿Sinceridad o celos?